Día 7

Día 7

Ya es viernes. La semana sigue pesando y el sueño hace de las suyas. Me he despertado un poquito más tarde de lo normal. Tendré que apurar algún minuto más al final de la jornada bibliotequil.

Otro día de biblioteca, para no variar. Me tocaba la segunda mitad del bloque de contencioso-administrativo y menores. He empezado a hacer casos prácticos para el día del examen. Uno por día.

En la entrada de hoy, me gustaría hacer referencia al día del examen. Supongo que a raíz de la convocatoria, todos sabrán o podrán deducir cómo es el examen.

Tres o cuatro días antes del día D, es cuando sabes el aula perdida de alguna facultad o algún edificio público donde harás tu examen. Estarás perdid@, te costará encontrarla, así que ve con algo de tiempo. Estarás un rato largo esperando hasta que los funcionarios que trabajen para nuestro examen digan tu nombre y puedas sentarte en la mesa donde triunfarás.

Primero pasarás aproximadamente una hora sentad@ sin hacer absolutamente nada más que mirar a tu alrededor, o si eres inquiet@ como yo, hablarás hasta con las paredes. Para comenzar, se realiza el test de 100 preguntas más las cuatro de reserva. Son 90 minutos de duración. Como consejo de veterana, te diré que des tres vueltas: la primera, ve a las seguras al 100% y sobretodo, pásalas directamente a la plantilla del examen del Ministerio de Justicia.

La segunda vuelta, atiende a las preguntas que tengas dudas entre dos respuestas y párate a pensar unos segundos en cada una de ellas, decide y marca la X. La última de ellas, detente y razona la posible respuesta. Si no estás nada seguro, no la marques. Las respuestas en blanco no restan.

Pasados los 90 minutos para realizar el examen tipo test, te hacen tirar el cuestionario al suelo y automáticamente, te reparten el siguiente cuestionario: el caso práctico. Su duración es de 45 minutos para responder 20 preguntas y dos de reserva. En el primer folio te plantean un supuesto práctico y después las 22 preguntas tratan sobre el mismo, es bastante genérico.

Alejandro nos remite al temario en general. Si sabes en qué plazo se dicta una sentencia, las competencias medianamente de cada Juzgado o Tribunal, el ámbito de aplicación de los procedimientos penales o civiles, por ejemplo… escapas bastante bien. Pero de todas formas nunca viene mal practicarlos para ponerse en el contexto. O probar a hacer el del año pasado para conocer más o menos tu nivel.

Para otro día de estos 15 que quedan, les hablo de mis sensaciones de principio a fin del examen. Cómo entré, cómo me vi durante las tres horas que pasé en esa clase y cómo salí… ahora, a darle fuerte y seguir picando piedra.